Cuando casi gané un certamen

Cuando casi gané un certamen

Reflexiones 1 - Cuando casi gané un certamen

Hace poco comentaba muy escuetamente aquí que he escrito más textos a parte de los contenidos en Visiones Inefables, y que poco a poco también irán apareciendo por aquí algunos de ellos. En efecto llevaba basatante tiempo, antes de ponerme con esa obra, escribiendo microrrelatos, por lo que una vez finita esa fagocitadora exaltación de unir imagen y palabra, seguí con la gratificante labor de escribir microrelatos autoresueltos, sin uncir a terceros.

El año pasado, aprovechando que estoy cursando literaturas comparadas, me decidí a probar suerte con el certamen Federico García Lorca de la UGR en la modalidad de narrativa. Presenté una obra con treinta microrrelatos y una prosa poética que se titulaba El extraño acúmulo de cuentos: Dr. Jekyll, cheddar y Mr. Hide (nombre que debo en parte a Ángel Olgoso [maestro involuntario, sensei en la sombra] pues sin él el título probablemente hubiera sido otro, ya que el cheddar constituyó su valiosa aportación). La obra se articulaba en una salomónica división de quince y quince textos agrupados cada uno bajo dos de las tres partes de este libro: Dr. Jekyll para textos realistas y Mr. Hide para aquellos de tipo fantástico. La tercera parte, cheddar, colocada en la mitad a podo de divisor, vendría a estar copada únicamente por la prosa poética que expone el discurso de la obra y la vertebra, titulada ‘El umbral’.

Recuerdo con una mezcla de fervor y epilepsia el día en que recibí la llamada en la que me dijeron algo del estilo a: «…le llamamos para comunicarle que el jurado ha decidido otorgarle una mención de honor por al calidad de su obra…», consigna que acogí con estupor ya que en las bases no se mencionaba más que un primer premio, ni segundos o terceros, ni accesits, ni menciones, ni nada. Imagínense esos instantes de ambrosíacas sensaciones desde «le llamamos» hasta «otorgarle» y la no tan ambrosíaca que vino después al descubir la segunda parte de la frase…

Sea como fuere, a uno siempre le queda la satisfacción de ver que un jurado tuvo intención de reconocer tu denodado trabajo en estas caprichosas lides de la escritura.

Aunque me gustaría hacer una maquetación bonita y cuidada para esta obra y tener mi copia personal a modo de recuerdo, no descarto que llegado a ese punto pregunte a quienes puedan querer también tener una copia del texto. No obstante, poco a poco y sin ningún tipo de concierto preestablecido, irán apareciendo por aquí algunos de los textos contenidos en la obra.

Los que por ahora han sido ya publicados en la web son:

En esta misma categoría:

2 Replies to “Cuando casi gané un certamen”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Show Buttons
Hide Buttons
error: Content is protected !!