Hablemos de retórica I

Hablemos de retórica I

miscelánea 1 - Hablemos de retórica I

La retórica es esa disciplina tan interesante como malinterpretada en nuestra realidad cotidiana, o peyorativizada, más bien.

Es probable que la primera asociación cognitiva vinculada a la palabra retórica sea la de la interrogación retórica, la figura estilística conocida más coloquialmente como pregunta retórica. Pero volviendo a las connotaciones negativas del término, podríamos distinguir dos planos de acción generalmente asociados al concepto de lo retórico , que serían la dialéctica y la gramática, donde, suele tenerse la sospecha de  manipulación o discurso hueco, respectivamente. ¿Y esto por qué ocurre? En el plano dialéctico, es decir en todo aquello que tiene que ver con la argumentación, el debate, la discusión, parece que la sombra de lo retórico bordea con intenciones sibilinas como de doblegar voluntades o hacer pasar algo como lo que no es, posibilitando un engaño o catalizando una suerte de manipulación u ocultación (cosa que sucede con la toda la casta de politicastros que nos gobiernan o pretenden hacerlo). En el plano de la gramática se asocia a lo recargado, a lo innecesario o rambimbomante, al exceso que no produce calidad comunicativa y que enmaraña el discurso preñándolo de innecesariedad (véase los policastros de nuevo).

Sin embargo, la retórica no constituye en realidad nada de eso, de hecho, no es realmente perceptible de una forma tan procaz como flagrante, sino que consiste en el arte de trabajar con el discurso en la elaboración de uno que resulte persuasivo y adaptado al interlocutor. Podríamos decir, también, que se trata de la intención de influir en otros mediante palabras, ergo, la aciaga realidad es que sin que en muchos casos seamos conscientes de ello, somos víctimas de los ardides retóricos desde aproximadamente dos milenios y medio.

En esta misma categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Show Buttons
Hide Buttons
error: Content is protected !!