Nuevo paradigma estructural

Nuevo paradigma estructural

Es una cascada negra surcada por nano pulsos eléctricos. Observada desde el final, sus formas poligonales, abaldosadas, recuerdan a vetustas edificaciones megalíticas erigidas y escamoteadas...
Mayo 2004

Es una cascada negra surcada por nano pulsos eléctricos. Observada desde el final, sus formas poligonales, abaldosadas, recuerdan a vetustas edificaciones megalíticas erigidas y escamoteadas de la historia en el discurrir del tiempo, confiadas al olvido de la inexistencia; una estructura arquitectada con una precisión matemática y una lógica audaz, henchida de información inaccesible, revestida de una negrura brillante, veleidosa, repelente, incesante. Haces voltaicos brotan de sus aristas y coronan sus bordes como en un instinto autárquico de retroalimentación, encriptados, impredecibles, saltando de un lado para otro con una cadencia no euclidiana, desafiando a la física clásica, a los fenómenos cuánticos y a las reglas de Dios. Así se muestra al escrutinio de la ciencia ante los —irónicamente indoctos— impávidos y alelados ojos de esa plétora de doctorandos, catedráticos, sabelotodo, que, a golpe de electromicroscopio asistido por computador, no se explican el sentido o concierto del ADN de una forma de vida basada en el silicio.

Dedicado a Manuel Casares

Texto originalmente «publicado» en Visiones Inefables (Vol I: Apneusis) tal que así:

En esta misma categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Show Buttons
Hide Buttons
error: Content is protected !!