Palabrotas

Palabrotas

palabrotas 1 - Palabrotas

Hace mucho que soy un fanático lexicográfico, o más eufemísticamente: un enamorado de las palabras. Y tanto es así que mi primer «palabrario» lo inicié cuando tenía 17 años, y consistía en una libreta ramplona en la que anotaba junto a su definición aquellas palabras desconocidas que leía y quería aprender para usarlas en mis bochornosos incipientes textos. Aún conservo una breve lista de algunas de las que aprendí entonces: ignominia, cedazo, melifluo, ominoso, meretriz, arrebol, tul, tropel, levas, beneplácito, atalaya, denuedo, deferencia, prócer, postergar, onírico, cerril, antítesis, turgente, alazán, altanero, alcázar, improperio, amedrentar, soez, agostar, alevosía, aguerrido, sórdido, impudicia, montaraz, dantesco, nefando, ajuar, candor, mezcolanza, pútrido, heder, trepanación, romo… (la memoria de aquel distante entonces preserva harto mejor que la del inmediato ahora).

En algún momento la fiebre se pasó, la libreta desapareció de mi vida y hoy por hoy sigue –para mi pesar– en paradero ignoto.

Pensé que podía ser una sección de cierta utilidad para aquellos interesados en expandir su banco de vocablos (cosa necesaria para todo aspirante a escritor), así que no mucho después de pensarlo diseñé las escasas directrices par con ello.

Lo que verás aquí, a colación de la palabra de turno, será la etimología del término en primer lugar, luego la definición del DRAE como base (quizá aderezada desde mi perspectiva con algo más de profundidad) alguna marca adicional si procede y entre uno y tres ejemplos de cómo yo la he usado en mis textos, así como los enlaces a estos si es que los hay ya subidos en los que aparezcan estas palabras.

Show Buttons
Hide Buttons
error: Content is protected !!